Archivo de la etiqueta: Barcelona

Baby M

Y llegó la hora de hacerles fotos a esta familia de guapos, que acontecimiento tras acontecimiento siguen eligiendo a una servidora para inmortalizar esos momentos dignos de ser contados. ¡Gracias! Me honra haber compartido a través de mis fotografías vuestros proyectos de vida, los más importantes. Qué sigan creciendo y evolucionando y que estos ojitos que os van conociendo puedan seguir testimoniándolo. Me muero de ganas de conocer a quién todavía escondidito en la preciosa barriguilla de mami, ocupará pronto el papel de benjamín de la family. Tendremos que esperar a Navidad, más o menos para ver su carita. ¡Menudo regalito!! Os dejo unas pinceladas del reportaje playero en el que para conocer el nombre de Baby M (así es como lo han llamado hasta ahora) tendréis que ver todas las fotos, jejeje!Milo_5 Milo_4 Milo_8 Milo_7 Milo_6 Milo_11 Milo Milo_10 Milo_3 Milo_1 Milo_2

El hogar de Emma

El otro día conocí a Emma, de 7 días de vida, en su casa. Su tía quería regalarle sus primeras fotos y quería que fuesen tiernas y realistas, que reflejasen el ambiente real que rodea a un bebé en sus primeros días en su hogar, pero que a la vez fuesen limpias y elegantes. Nunca es fácil, pero con paciencia y discreción lo conseguimos. Emma estuvo muy tranquilita toda la sesión, y es que además de un bomboncito ella es pura paz y creo haberlo capturado en éstas imágenes. ¡A mi me parece que son pura dulzura! ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández

©Rosana_Fotografías

Sesión playera de retrato

Antes de que las playas se llenasen de bañistas quisimos aprovechar la paz que el mar inspira a José Miguel para hacer su sesión de retrato. Le gusta cantar y doy fe de que canta muy bien, lástima que no se pueda transmitir a través de la fotografía. Tiene una mirada serena que transmite mucha determinación y una sonrisa sincera. Eso, y sus mejillas pobladas de pecas sí puedo capturar con la fotografía. Es un rasgo que me encanta fotografiar (las pecas), me resultan muy fotogénicas en retrato al ser un rasgo (diría EL rasgo) más característico del rostro de algunas personas. Salieron retratos muy interesantes, pero lo mejor al ver la serie es comprobar cómo va abriéndose una persona delante de la cámara, las mejores fotos siempre al final de la sesión, cuando se está más cansado pero ha dejado de impresionar la cámara. Suerte que nos esperaba una paellita junto al mar para reponer fuerzas, jeje! Os dejo un picoteo del reportaje… espero que os entren ganas de haceros fotos: nunca habéis estado más guapos que ahora! ;) ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías©Rosana_Fotografías©Rosana_Fotografías©Rosana_Fotografías©Rosana_Fotografías©Rosana_Fotografías©Rosana_Fotografías

©Rosana_Fotografías

©Rosana_Fotografías

©Rosana_Fotografías

 

©Rosana_Fotografías©Rosana_Fotografías©Rosana_FotografíasI_1051

El hogar de Iker

Hace unos días Sheila, Jose y Dana me invitaron a pasar un rato con ellos en su hogar con la condición de que retratase su nueva situación familiar. Nada de decorados extraños ni de bodegones con bebé. Como escenario su propia casa y como protagonistas ellos mismos. Tal cual. Puede ser tan bellamente sencilla como me parecen a mi estas fotografías. Luego ya vendrán las noches sin dormir y la cocina sin hacer… pero eso da para otro reportaje, jeje!©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías

Premamá, prepapá y prehermanita

Me encanta pensar en la figura del fotógrafo como en el profesional en el que confía una familia para que inmortalices cada uno de los momentos más felices de sus vidas. “¡Ahí viene La Fotógrafa!”, jajaja! Sé que es una visión muy romántica de la profesión, pero qué le vamos a hacer… soy una sentimental :) Y ¿por qué no? Yo siempre confío en el mismo dentista, la misma peluquera y el mismo abogado. Confío en ellos y no quiero que toquen mis cosas otros. Algo así debe de pasar cuando fotografías una familia desde sus mismos cimientos. Retraté a Tania y Miguel cuando la pequeña Emma crecía en la barriguita de mamá y ahora, dos años más tarde volvemos a la carga con un nuevo embarazo. Agradezco muchísimo la confianza en mi a lo largo de los años y me emociona fidelizar familias. No se me ocurre otra manera de agradecerlo que seguir luchando por mi pasión. ¡Gracias por darle valor a mi trabajo!©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia

Otoño con olor a Navidad**

Qué os parecería hacer una sesión otoñal y que derive a una sesión navideña? Pues eso justamente es lo que hicimos con Ginebra, Iván, Roger, Jana y Titi. Nos fuimos a dar un paseo por uno de mis rincones favoritos y después de unas guerras de hojas y cosquillas organizamos un set navideño con adornos que fuimos integrando en el entorno y nos salieron unas Foto-Christmas chulísimas para felicitar las fiestas de este año. Y con el perro de la familia como uno más, claro que sí! Porque en esta casa todos los miembros son bienvenidos. Tengan las patas y los pelos que tengan :p ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías i_mg_01732

©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías

i_mg_0175

Sesión de familia otoñal

Irene, Paula y la mamá de ambas, Inés, se quisieron retratar conmigo al aire libre en uno de mis rincones favoritos, y bien cerca de casa que lo tengo. A veces no hace falta irse de expedición para encontrarse con el otoño. Forman una familia preciosa por dentro y por fuera y les tengo un especial aprecio, pues su peque y mi peque hacen buenas migas. Pasaron una mañana en el bosque dándose mil abrazos y subiéndose a todos los árboles que se dejaron y yo, ¡pues como una loca detrás de ellas, jajaja! Os dejo una breve muestra de algunos de los momentazos que pude recoger. Desde la inocencia de una duendecilla de 4 años, la frescura y dulzura de una manzanita de 12, hasta la ilusión de una madre consciente de todo ello. Simplemente baja un poco y deja que pasen las diapositivas. ¡Espero que os gusten!

 

Bienvenida, Jara

Hay veces que termino un reportaje y me encuentro a mi misma corriendo como alma que lleva el diablo al estudio a hacer el visionado y selección de las fotos porque las sensaciones han sido grandiosas. Este es uno de ellos. En general un reportaje a domicilio favorece la fotogenia y naturalidad de las personas, las imágenes en el propio hogar relatan intimidad y realismo y yo… pues adoro este tipo de proyectos que acaban aportándome tanto a nivel personal como profesional. Al fin y al cabo, la fotografía de familia la entiendo como un testimonio gráfico de las vivencias de los miembros de dicha familia, interaccionando entre ellos, mirándose a los ojos y transmitiéndose sentimientos. Es eso lo que busco encontrar cuando fotografío una familia. Y aseguro que no siempre es fácil, pero con Gabi, Edgar y Jara todo fluyó tan natural como cuentan las fotografías. Os presento a la bonita y dulce familia de este solete de 10 días con nombre de flor silvestre.

©Rosana_Fernández_Fotografía ©Rosana_Fernández_Fotografía ©Rosana_Fernández_Fotografía ©Rosana_Fernández_Fotografía ©Rosana_Fernández_Fotografía ©Rosana_Fernández_Fotografía ©Rosana_Fernández_Fotografía ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografía ©Rosana_Fernández_Fotografía

©Rosana_Fernández_Fotografía

©Rosana_Fernández_Fotografía

©Rosana_Fernández_Fotografía

©Rosana_Fernández_Fotografía

Erin y Nora, ración doble de amor

Hacía casi un año que Sílvia y Quique tenían una sesión playera pendiente. Y es que si con peques en casa se complica cualquier plan por muchas ganas que se tengan de realizarlo, no quiero ni pensar lo que tiene que ser con dos de golpe. El doble de todo conlleva sus inconvenientes, sí… pero doble de felicidad, al fin y al cabo.  Raciones dobles de risas, besos y abrazos… e imaginad los fiestones de cumpleaños de dos mellizas… ¡deben de ser apoteósicas! Erin y Nora son como el Sol y la Luna, aunque fuesen gemelas idénticas se las podría distinguir a la legua por su personalidad. Erin, con nombre de origen celta y alma de marinera, trabajo nos costó que no se lanzase al mar a la mínima oportunidad. Y Nora (un nombre precioso que me apunto por si la maternidad vuelve a hacerme cosquillas), que no tenía una tarde fina y no quiso ni mojarse los pies, pero conseguimos sacarle finalmente muchas sonrisas a base de cosquillas y de hacernos pasar por la familia Pig. Paseamos por mi playa favorita haciendo fotos hasta el atardecer, dejando que el agua nos salpicase la ropa y que el viento nos despeinase el pelo. Y luego nos fuimos, la asistente y yo, a cenar una ensaladita acompañada de una clara. Todo eso un jueves por la tarde. ¿Qué más se puede pedir?Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía I_MG_9319 Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía I_MG_9121 Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía Rosana_Fernández_Fotografía

Bienvenida, Laia.

Rosana_Fernández_FotografíasRecordaréis a Sonia, Miguel e Iker de la sesión de embarazo que hicimos en primavera. Y como en una metáfora de la vida, anunciando la llegada del verano, ha llegado Laia. Preciosa y con las pestañas más largas que nunca antes vi. Una vez más, pienso que las imágenes hablan de la dulzura y la ternura que invade un hogar cuando llega un nuevo miembro a una familia. También podrían hablar de las horas de sueño atrasadas, de los llantos inconsolables hasta que llega el pecho de mamá y de la presencia reconfortante y experimentada de papá intentado hacer la vida más fácil. Y eso daría, ya no para un reportaje… ¡si no para un documental! En cualquier caso, os dejo un resumen chiquitín de la mañana que pasé en el nuevo hogar de la pequeña Laia. Bienvenida.