Archivo de la categoría: Familia

Embarazo a todo color

Y qué me decís de esta colorida y otoñal selección? Es la misma sesión familiar del post anterior, pero dándole el carácter simpático y divertido que sólo el color puede darle.

_MG_9742r _MG_9738r _MG_9683r _MG_9649r _MG_9730r _MG_9736r _MG_9724r _MG_9702r _MG_9699r _MG_9721r _MG_9634r _MG_9633r

_MG_9571r_MG_9496r_MG_9625r_MG_9592r_MG_9575r_MG_9589r_MG_9544r

Baby M

Y llegó la hora de hacerles fotos a esta familia de guapos, que acontecimiento tras acontecimiento siguen eligiendo a una servidora para inmortalizar esos momentos dignos de ser contados. ¡Gracias! Me honra haber compartido a través de mis fotografías vuestros proyectos de vida, los más importantes. Qué sigan creciendo y evolucionando y que estos ojitos que os van conociendo puedan seguir testimoniándolo. Me muero de ganas de conocer a quién todavía escondidito en la preciosa barriguilla de mami, ocupará pronto el papel de benjamín de la family. Tendremos que esperar a Navidad, más o menos para ver su carita. ¡Menudo regalito!! Os dejo unas pinceladas del reportaje playero en el que para conocer el nombre de Baby M (así es como lo han llamado hasta ahora) tendréis que ver todas las fotos, jejeje!Milo_5 Milo_4 Milo_8 Milo_7 Milo_6 Milo_11 Milo Milo_10 Milo_3 Milo_1 Milo_2

Far & wild west

El día de la madre le cayó un regalazo a Elena: una sesión de fotos en exterior de parte de su bonita familia. Ainss… ojalá a mi me regalasen cosas así de chulas, a penas tengo fotos de familia! Y es que ya se sabe: en casa del herrero… En fin, que escogimos el atardecer más bonito y caluroso de la historia y nos fuimos a disfrutar del regalo de Elena. Un campo de trigo bien doradito, unos sombreros de cowgirls y una cámara instantánea (con carga!) fueron suficientes para hacer de un atardecer cualquiera, una aventura loca! El resultado no puede gustarme más, pero es que esos cabellos dorados bailando entre el trigo no se podían aguantar! Y esos estilismos tan naturales… y esos ojazos que tienen todos… y ese amor que gasta una familia unida de verdad! Pasamos un rato entrañable del que salieron fotos de familia para siempre!!

_1467_1487_1492_1505    Diptic_1534

Diptic2

_1546_1566_1580

Diptic4

_1581

_1654

_1701_1712  Diptic3 _1752

_1780

_1792

_1812

_1848      _1867 

El hogar de Emma

El otro día conocí a Emma, de 7 días de vida, en su casa. Su tía quería regalarle sus primeras fotos y quería que fuesen tiernas y realistas, que reflejasen el ambiente real que rodea a un bebé en sus primeros días en su hogar, pero que a la vez fuesen limpias y elegantes. Nunca es fácil, pero con paciencia y discreción lo conseguimos. Emma estuvo muy tranquilita toda la sesión, y es que además de un bomboncito ella es pura paz y creo haberlo capturado en éstas imágenes. ¡A mi me parece que son pura dulzura! ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández ©Rosana_Fernández

Sesión exterior hermanos

Algunas sesiones empiezan con la vergüencita más que normal que sentiría cualquiera al sentirse observado por un fotógrafo, pero si tenéis a alguien con quién hacer piña como un hermanito, pues esa sensación es más leve. Prácticamente todos los niños sienten esa timidez inicial que se va diluyendo a lo largo de la sesión… pero no en todas las sesiones acaban mis retratados corriendo sin pantalones por el prado de la casa de la pradera!!! Y es que la sesión de Ainhoa y David me dejó estupefacta. Pasaron de la vergüenza máxima a la naturalidad más grande mirando a cámara y ofreciéndome retratos realmente bellos. Y eso que no soy muy dada a la mirada directa, y me siento más cómoda en las tomas robadas pero hay veces y hay miradas que bien valen salir de mi zona de confort. Espero que os gusten.

El hogar de Lía

Hace unos días conocí a Lía en su propia casa. Hasta hacía dos semanas su casita había sido la panza de su mamá (podéis recordarla en el post navideño “Esperando a Lía”), pero la vida se abre camino y aunque es dura al principio para los protagonistas, vale la pena retratar con sensibilidad esa primera etapa de la vida. Para mi, como buscadora incansable de detalles y obsesionada con guardar en imágenes cachitos de amor, no hay nada que me guste fotografiar más que la ternura de un recién nacido en los brazos de quiénes más le aman. Cuando veo sus arruguitas, su primera muda de piel, sus primeros “experimentos” ante un mundo hostil…  pienso en lo desvalido que viene al mundo un bebé y cuánto amor necesita de sus padres. Es entonces inevitable recordar cuánto amo yo a los míos.©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías

El hogar de Iker

Hace unos días Sheila, Jose y Dana me invitaron a pasar un rato con ellos en su hogar con la condición de que retratase su nueva situación familiar. Nada de decorados extraños ni de bodegones con bebé. Como escenario su propia casa y como protagonistas ellos mismos. Tal cual. Puede ser tan bellamente sencilla como me parecen a mi estas fotografías. Luego ya vendrán las noches sin dormir y la cocina sin hacer… pero eso da para otro reportaje, jeje!©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías ©Rosana_Fotografías

I_MG_3440

Esperando a Lía

Hacía un frío que pelaba pero Laura y Chema vinieron preparados. Después de un rato de exhibicionismo de panza (una barriguita tan bonita tiene que retratarse) sacamos una manta cherokee para que pudieran acurrucarse y unirse más todavía, si cabe. Con casi la totalidad de la gestación cumplida íbamos un poco justos y con la emoción de que Lía podría querer asomar su naricita en cualquier momento. Quizás mientras escribo éstas líneas ya lo haya hecho. En cualquier caso me enteraré porque soy la afortunada que retratará sus primeros días en casa. Yeah! Os dejo un resumen del reportaje en blanco y negro más una guinda en color al final. I_MG_3404 I_MG_3406 I_MG_3455b I_MG_3436 _MG_3453b I_MG_3449 I_MG_3412b I_MG_3480 I_MG_3493 I_MG_3494bn I_MG_3520b I_MG_3543 I_MG_3566b I_MG_3440

Premamá, prepapá y prehermanita

Me encanta pensar en la figura del fotógrafo como en el profesional en el que confía una familia para que inmortalices cada uno de los momentos más felices de sus vidas. “¡Ahí viene La Fotógrafa!”, jajaja! Sé que es una visión muy romántica de la profesión, pero qué le vamos a hacer… soy una sentimental :) Y ¿por qué no? Yo siempre confío en el mismo dentista, la misma peluquera y el mismo abogado. Confío en ellos y no quiero que toquen mis cosas otros. Algo así debe de pasar cuando fotografías una familia desde sus mismos cimientos. Retraté a Tania y Miguel cuando la pequeña Emma crecía en la barriguita de mamá y ahora, dos años más tarde volvemos a la carga con un nuevo embarazo. Agradezco muchísimo la confianza en mi a lo largo de los años y me emociona fidelizar familias. No se me ocurre otra manera de agradecerlo que seguir luchando por mi pasión. ¡Gracias por darle valor a mi trabajo!©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia ©Rosana_Fotografías_Otoño_Reportaje_Infantil_Exterior_Familia

Esperando a Iker

Hace unos días conocí a Sheila, Jose y Dana. Esperan a Iker en unas semanas y alguien muy cercano a ellos y que les quiere mucho pensó que valía la pena inmortalizar este gran momento que viven, así que les regaló Fotografía. Regalar un reportaje exterior es regalar una experiencia bonita, en el medio natural, en compañía de quién quieras y dónde quieras, es dar un paseo como lo harías cualquier otro día y que quede registrado desde un punto de vista ajeno a ti. Vosotros simplemente tenéis que ser vosotros mismos y yo me encargaré de mostraros lo que veo en vosotros. En este caso aquí os dejo un resumen del resultado. Y francamente, me robaron el corazón con su perrita rescatada, el nombre del peque (Iker, como uno de mis sobris) y el amor a carros que gastaban entre ellos. Como siempre, me encantarán vuestros comentarios y si os a gustado no olvidéis compartir mi trabajo y/o venir directamente a mi retratería de luz natural: el mundo outdoor! :)

©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías ©Rosana_Fernández_Fotografías